Van Halen, la locura y el estrellato.

Después de la irrupción vendrían la locura y el estrellato, Van Halen sufriría en su seno el mal del éxito. Los problemas internos que sucedían a diario, a punto estuvieron de privarnos de su excelsa discografía.

Alex desarrolló una aversión desmedida hacia David. Eddie no disfrutaba estando lejos de casa, tampoco quería ser una estrella ni quería admiración. Prefería vivir aislado de la sociedad, trasteando, componiendo y disfrutando de sus guitarras.

La energía de principios de los 80

El ego desmedido de David, sus salidas de tono, su protagonismo y su obsesión por el control, crearon las primeras fisuras en lo que hasta entonces era una existencia pacífica. Esta corriente negativa se potenciaba cuando las drogas no les tenían sumidos en letargo. Al despertar cada mañana Alex Van Halen odiaba más y más a David Lee Roth. Eddie llamaba al manager para se suspendiese la gira y poder regresar a casa.

Michael Anthony era el único que mantenía la calma, disfrutaba de cierta seguridad económica, tenía al lado a su novia y futura esposa. Su carácter poco conflictivo también ayudaba lo suyo. La banda había dejado atrás los problemas financieros y habían cancelado la deuda de millón y medio de dólares que arrastraban con Warner Bros al final de la gira.

Claro está que Michael todavía no sabía que en breve iba a ser traicionado unánimemente por los tres compañeros. Aún así, se mantenía siempre al margen de cualquier polémica.

Van Halen II se lanza en 1979. Contiene el single que les afianzaría en el trabajado ascenso a la cúspide. Una melodía muy pegadiza de David que coquetea claramente con el pop. Acompañando a la obra tenemos más diversión. Somebosy get me a doctor, Beautiful girls, intrumentales marca registrada a cargo de Eddie que siguen provocando admiración por su complejidad y frescura.

La siempre engrasada maquinaria se embarca en el World Vacation Tour. A lo largo de seis meses tocarán en buena parte del mundo, concretamente 108 conciertos en ese tour. Primero ya como cabezas de cartel, llenos absolutos y bocas abiertas al final de cada show.

De nuevo entran al estudio, sin apenas descanso editan Women and children first. And the cradle will rock, Romeo delight, Everybody wants some y otras nuevas composiciones se agregan al repertorio del World Invasion Tour.

David Lee Roth
David repostando durante el show

Una gira más larga e innovadora. Por primera vez recurren a los teclados en directo, Michael es el encargado de los honores. Desde los Estados Unidos, Canadá y Europa, tocando en Puerto Rico por aclamación popular.

Rápidamente al estudio de nuevo, con el sempiterno Ted Templeman a los controles. Editan un maravilloso Fair Warning, la cima ya está cerca, Unchained les ayuda bastante y de nuevo un extenso tour de 81 noches. Dos de ellas teloneando a los Stones. Eddie se adueñaría de los teclados en este tour.

En 1982 nos sorprenden con Diver Down. David estaba barruntando hacer un disco de versiones, Eddie no lo veía claro, pero cedió ante la presión y el torbellino que es Diamond Dave. Este, pretendía hacer algo más cercano a los viejos clásicos, rendir homenaje a sus influencias más lejanas, Louis Prima o Martha and the Vandellas por poner ejemplos. Pero Eddie se decanta más bien por el Oh pretty woman de Roy Orbison, aunque tambiñen incluyeron el Dancing in the streets. Rindieron homenaje al padre de los hermanos, que tocó en clarinete en el tema Big Bad Bill.

El resultado es un disco atípico, muy alejado de la línea que habían creado durante los cuatro anteriores trabajos. Que no entra ni a la primera ni a la segunda. Es sencillamente diferente, como una especie de capricho o de demostrar que podían con todo. No en vano eran los todopoderosos Van Halen.

US Festival
Backstage del US Festival

El disco vendió maravillosamente gracias a la actividad del tour. Que les llevó por Sudamérica, por singles como Oh Pretty woman. Pero también por que en directo ya quedó demostrado que no había rival para ellos. Este disco además es capital. Supone un punto y final a lo que anteriormente habíamos conocido y todo se destapará en el siguiente año, 1983.

Michael es apartado de los créditos de las canciones. Acepta sin calcular el dinero que iba a perder, o dejar de ganar. Pasó a convertirse en un asalariado de la corporación, con ciertos privilegios, pero un asalariado al fin y al cabo. Alex estaba en su peor momento hasta entonces con las drogas. Eddie vivía en un mundo paralelo, deseando llegar a casa como siempre, para encerrarse y acomodarse alejado del mundanal ruido.

David seguía siendo David. Party animal, showman, estrella incontestable, icono. Viviendo su mundo de hacer el honor al sexo, drogas y rnr. Tópicos que en este caso son más que acertados, descriptivos.

A pesar de las ventas, el éxito y la fama, la banda estaba tocada de muerte. No se soportaban, existían intermediarios entre ellos, normalmente roadies, para enviar mensajes. Eddie se encontraba en una encrucijada. Ceder a los caprichos de Roth. Retomar la senda de darle a las guitarras más protagonismo (algo que Roth también quería). Calmar a su hermano o mandarlo todo al infierno. Y se decantó por experimentar con los sintetizadores en su recién construido estudio casero, llamado 5150.

La gira de las giras

Una vez más emerge la figura del productor. Que imagino ya sabía o intuía que el siguiente disco, si se llegaba a grabar, sería el último con David en las letras y voces.

La creatividad en este disco está fuera de toda duda. La calidad es altísima y una vez más, Eddie se adelanta a su tiempo. 1984 se publica en la última noche de 1983 y ni más ni menos tiene como rival a Thriller de Michael Jackson. Que como todos sabemos incluye un solo de Eddie en Beat it.

1984 no llegó a ser número uno precisamente por la competencia del rey del pop, que no permitió alcanzar el top a este revolucionario disco. Un Roth ya prácticamente pensando en su futura carrera en solitario. Que abordaremos en el futuro.

1984 Tour

Este 1984 tour abarcaría todo el continente americano y fue uno de los más largos, también el más exitoso. Todo era excesivo y grandilocuente, David estaba en la cima de los frontmen. Eddie era el guitarrista más nombrado y envidiado. El disco llegaría a vender más de 10 millones de copias y sería nombrado como uno de los más influyentes de la historia. Jump como single no dejó de sonar en todas las emisoras, coches, tiendas, fiestas y casas del mundo. Aunque no es solo Jump, este disco es corto (marca de la casa) pero no hay fisuras, sólido y rocoso como un muro de altavoces. Ted Templeman logra su mejor producción que yo recuerde, lo compré en super audio cd y doy fe de ello.

La última actuación con David al frente fue en Alemania. Ahí finaliza la primera época Roth. La era del exceso tocaba a su fin, la banda perdía a su elemento disuasorio más conflictivo y supongo que Alex descansaría en paz. Aunque a partir de aquí los cruces de declaraciones duraron dos décadas. Donde unos y otros se dedicaban a renegar, a insultar veladamente con títulos de discos y a contar lo mala persona que eran unos y otros con los demás.

La calamitosa actuación del US Festival (que tampoco fue tan calamitosa)

Atrás quedan escenas impagables e hitos como los conciertos del millón de dólares. El US Festival con un David completamente KO. Las absurdas peticiones de retirar los M&M’s marrones del catering del backstage. Las películas caseras en super 8mm con David y unas cuantas groupies practicando su deporte favorito y mil historias más.

David comenzaría una magnífica carrera en solitario que duró varios años en la cúspide total. Incluso a mi juicio por encima de los Van Halen de Sammy Hagar que ya tendrán su espacio aquí. David ficharía a una super banda imbatible. Editaría un EP y dos discos que son el epítome de la diversión y la sonrisa. Se subiría a un ring de boxeo o a una tabla de surf en sus conciertos. Mientras Van Halen madurarían de la mano de Sammy y tendrían un buen futuro con una desintoxicación paulatina.

VH 2007
La familia y uno más

Hasta 2007 donde nos regalaron una sorpresa mayúscula. Se anunciaba nuevo disco y tour, dejando a Michael Anthony fuera del juego, interviniendo el hijo de Eddie, Wolfgang Van Halen como bajista. Se supone que Michael era más afín a Sammy y además Eddie prefería tener a su hijo en el escenario. A la mayoría de los fans les pareció una herejía, pero acudieron en masa a disfrutar de la vuelta del chico de oro y la gira fue un éxito colosal.

Editan A different kind of truth. Un disco nutrido por viejas demos en su mayoría, la promesa de volver al sonido 1984 se cumple, ya que la mayoría de temas que componen el disco son sacados de esas sesiones y de la Zero demo. Vendria una locura solo igualada cuando Kiss retornaron el 96 y Van Halen vuelve a reinar en los pabellones por todo lo alto.

Disco en directo conmemorativo con un resultado irregular para mi gusto. Pero como yo no soy crítico musical, dejo que cada cual opine libremente al respecto. Lo importante es que se les veía disfrutar, Eddie vuelve a recuperar la sonrisa, Alex martillea como nunca y Wolfie, bueno, ahí estaba, ni él se lo podía creer. No llegaron a visitar Europa y durante años de rumores no se consumó la gloriosa visita. Los problemas de salud del guitarrista que lleva años luchando contra el cáncer y los viejos fantasmas de las adicciones, le mantienen en una tensa calma mientras los fans de todo el mundo esperamos su último gran concierto de despedida, que probablemente nunca llegará.

Dave sigue con su polifacética carrera de showman donde usa redes sociales para promocionar sus conciertos, su gira con Kiss que ha sido suspendida por la pandemia mundial. Que estaba yendo muy bien por cierto. El hiperactivo frontman de Indiana nunca estará quieto, le veremos en tv, le escucharemos en la radio, encima de un escenario repartiendo alegría. Manteniendo vivo el legado de Van Halen, algo de lo que él es parte gloriosa e indispensable. Mientras nosotros, simples mortales, solo podemos seguir disfrutando eternamente de una banda única e irrepetible. Ladies and Glentlemen, The mighty Van Halen!

Gira de reunión 2007

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *