Steve Clark que estás en los cielos

Steve Maynard Clark, nos dejó en el 91, tenia 30 años de edad y demostró su grandeza en varios discos de Def Leppard, especialmente en Pyromania e Hysteria, ya que en Adrenalize, a pesar de haber compuesto o participado en todos los temas, no suena su guitarra aunque sí su esencia y legado post morten.

Steve Maynard Clark, nos dejó en el 91, tenia 30 años de edad y demostró su grandeza en varios discos de Def Leppard, especialmente en Pyromania e Hysteria, ya que en Adrenalize, a pesar de haber compuesto o participado en todos los temas, no suena su guitarra aunque sí su esencia y legado post morten.

Lo que siempre me pregunté es, como un guitarrista que empieza siendo más bien punk en el 77-78 termina siendo uno de los creadores de las armonías más bellas del rock, uno no se imagina temas como Hysteria, Love bites, Love and affection, Gods of war, Photograph o Bringing on a heartbreak sin el sello que el señor Relámpago Blanco dejó, sus compañeros en la banda le llamaban así por su preferencia a vestir de blanco en un mundo donde el negro era el color predominante, pienso que Jimmy Page tiene la culpa de esto.

Steve Maynard Clark, nos dejó en el 91, tenia 30 años de edad y demostró su grandeza en varios discos de Def Leppard, especialmente en Pyromania e Hysteria, ya que en Adrenalize, a pesar de haber compuesto o participado en todos los temas, no suena su guitarra aunque sí su esencia y legado post morten.
Steve The Riffmaster Clark

Le considero pieza fundamental de la banda, muy por encima del resto en cuanto a sonido y musicalidad. Puede que sin él y John Mutt Lange, Def Leppard no hubiesen vendido los más de 100 millones de copias que han despachado a lo largo y ancho del mundo, aunque teniendo muy claro que la sagrada trilogía es la que más engrosa esas cifras.

En Pyromania les conocí pero no profundicé hasta que se editó Hysteria. Del cual he tenido el cassette, vinilo, cd, mini disc, ediciones especiales, ediciones de lujo… Igualmente estoy seguro además que es el disco que más veces he escuchado. Recuerdo que en aquellos nostálgicos minutos musicales de tv1, donde esperabas pacientemente para grabar el clip en vhs si tenias suerte de que programaban algo decente. Animal solía ser de las favoritas, venía casi siempre seguida del Burning like a flame de Dokken y The Rythm of love de Scorpions o alguna del 87 de Whitesnake. Corriendo llamabas desde el fijo a tus colegas para decirles que lo habías grabado y se convertía en un acontecimiento socio cultural.

Su forma de tocar se caracterizaba por una sutileza y una finura inusitada. Mezclaba riffs herederos de la vieja escuela con unas armonías preciosas, Love Bites es el claro ejemplo de lo que hablo, cimentaba con su voz la característica principal de la banda, esos coros tan bien trabajados, pienso que los mejores del hard rock en ese aspecto junto a los de Van Halen. Probablemente en su forma de tocar y componer se reflejaba esa personalidad entre fuerte e introspectiva. Sus adicciones lastraban su comunicación con los miembros de la banda, desde el tour de Pyromania le era prácticamente imposible mantenerse sobrio no siendo un problema tan serio en un principio. Lidió con ello sin que hiciese mella en su capacidad melódica y su perfeccionismo a la hora de tocar.

Antes de todo esto fue un torbellino presentándose a la audición a la que Pete Willis le invitó en Def Leppard. Tocó clásicos de Judas Priest entre otros y Joe Elliott, Rick Savage y Frank Noon no tuvieron duda alguna de que Steve sería su Ace Frehley. En breve espacio de tiempo su rol cambió, pasó de ser rítmico a solista y a componer casi todo lo que sonaba en la banda. Ganándose el respeto de sus compañeros y el apodo de The Riffmaster.

Fue compañero de juergas de Pete Willis, que fue despedido por sus problemas con el alcohol y este cambio supuso la entrada de Phil Collen. Otro adicto a la bebida pero que superó a base de dieta sana y gimnasio. Def Leppard siempre ha sido una banda marcada por tragedias pero también por su gran fraternidad y su capacidad de superación, gestos como lo que hicieron con Rick Allen y la pérdida de su brazo en accidente de tráfico no son muy comunes en esto de la música.

Ya con Phil collen un poco antes de grabar Hysteria

El matrimonio musical entre Collen y Clark nos legó Hysteria y su tour por todo el mundo, documentado en video y disfrutable al mil por mil, pero en estudio es donde es maravilloso escuchar este disco, lleno de matices, soberbio trabajo en la sala de controles, grandes letras, himnos y singles de éxito apoyados por videoclips muy trabajados y una carpeta para cada sencillo que seguía la estela de una portada de diseño espectacular.

Llegaron a la cima con este disco y por derecho propio se convirtieron en una de las bandas de más éxito de la historia, pero me reitero, sin Steve Clark todo esto hubiese sido imposible, lo que vino después fue Adrenalize, buen disco pero una segunda parte de Hysteria con menos empaque y aires demasiado comerciales, aquí Steve no grabó nada debido a su fallecimiento y a que estaba apartado de la banda, sin embargo claramente apreciamos su mano y su sensibilidad a las seis cuerdas de sus Gibson.

El disco que les convirtió en leyendas

Fallecía siendo tan joven, en su plenitud compositiva, pero en un estado mental que le hacía incapaz de afrontar gira o incluso la vida normal, sus compañeros asistieron con el a terapia, le asignaron un controlador para salvarle de su alcoholismo, pospusieron la grabación para intentar tenerle en el estudio, pero su mente estaba consumida por el insomnio, los analgésicos y la combinación de anti depresivos y alcohol, siendo uno de los procesos auto destructivos más duros a los que puede someterse el ser humano, en esos días anteriores a Enero del 91 se había roto una costilla y el médico le administró Valium y Codeína para mitigar los dolores, le advirtió de las consecuencias si bebía durante el tratamiento, pero las advertencias a un adicto son como una tentación y The Riffmaster perdió la vida debido a la mezcla de esas potentes sustancias y cantidades ingentes de bebida.

Para mí Steve era alguien en quien confiar cuando otras bandas editaban un mal disco, era alguien que no podía fallar cuando tenía una guitarra en los brazos, era de esa clase de músicos que siempre componían algo hermoso que te afectaba al escucharlo, tenía esa mágica sensibilidad que esos artistas tocados por una estrella tienen, además su presencia en el escenario era siempre la nota discordante a nivel estético, vestía a lo Jimmy Page y se movía como el mismo Zoso, contrastaba con la energía de un hiperactivo Phil Collen y entre los dos se entendían en la perfección absoluta, la noticia me hizo escuchar sus discos y despedirle con esa tristeza que se te queda cuando pierdes a uno de tus ídolos.

Contemplando lo que Def Leppard grabó después de Adrenalize ya con Vivian Campbell es incluso más entendible su peso en la banda, y eso que Vivian venía de una escuela clásica con Dio y Whitesnake donde estuvo muy a la altura, a pesar de encajar y dar lustre no llega a tener ese nivel de antaño, los discos adolecen de esas melodías y las ventas se resienten de manera exponencial, tanto es así que casi veinte años después el grueso de su repertorio se sigue basando en composiciones de la época de Steve.

Tuvieron que retomar los clásicos para pasar de salas medio vacías a pabellones y estadios de nuevo, para volver a situarse entre los grandes y tener la aceptación que el inmenso bajón compositivo les había negado, estuvieron moviéndose en terrenos pantanosos ajenos a su estilo intentando dar una nueva personalidad a sus temas, pero Def Leppard es Hysteria y Pyromania, así como es Steve Clark y siempre le rinden homenaje en directo, además de haberle dedicado una preciosa e intensa canción en Adrenalize.

Hysteria Tour, escenario que copiarían muchos

Quien piense que este guitarrista era un tipo de esos blandos que terminan en el alcohol está totalmente equivocado, su físico desarrolló una tolerancia con la bebida que a cualquier humano hubiese matado en breve espacio de tiempo, para que os hagais idea, John Bonham, el legendario batería de Led Zepellin fue encontrado muerto después de consumir cantidades ingentes de Vodka y su nivel de alcohol en sangre era de 0.41, mientras que a Steve en una de sus más famosas noches de juerga cayó inconsciente con un 0.59, algo que dice tristemente la capacidad de ingesta que llegó a tener, en uno de sus ingresos en rehabilitación conoció a su última pareja, la cual estaba en terapia para dejar la heroína, por desgracia dos adictos se unieron y solo uno de ellos tuvo la fuerza mental para superar y vencer a sus demonios.

En el momento de su fallecimiento se podría considerar que los de Sheffield eran la banda con más gafe de la historia, pero también demostraron ser la más unida frente a las adversidades y pese a la momentánea fuga de Phil Collen tras el deceso, Joe Elliott fue capaz de convencerle de que lo mejor era continuar y no rendirse, cada concierto y cada disco serían un homenaje eterno al hijo de aquel taxista que comenzó a rasgar la guitarra a los once años y durante los diecinueve siguientes nos emocionó con su forma de tocar.

Si alguien quiere presentarle sus respetos, tendrá que visitar el cementerio de Wisewood en Sheffield tal y como yo hice hace unos años, para mí lo merecía.

Su mejor momento con Steve en estado de gracia

10 pensamientos sobre “Steve Clark que estás en los cielos

  1. Muchas gracias por este fabuloso reportaje y homenaje a nuestro querido y adorado Steve Clark. Siempre lo tendremos presente en nuestra vida. RIP, The Riffmaster. Te queremos.

    1. Muchísimas gracia a ti querida amiga, he estado un tiempo ausente por problemas de índole Google y volveré muy pronto, un gran placer que te haya gustado, fuerte abrazo.

  2. Amo demasiado a Steve es mi inspiración para llegar a ser la mejor banda de rock del siglo 21 ahora será una promesa que le haré a Steve lo voy a ser me gusta mucho una canción que es un demo más bien Ride into the sun luego grandes temas como overture gran canción como wasted y lo demás que vino steve eres mi ídolo el que me inspira como persona que puede superar sus problemas y algún día le tocaré una canción en ese lugar que está en donde físicamente está descansando para alegrarlo un poco desde este sitio que me permite desahogarme hasta ese lugar que estés que ha de ser hermoso te queremos Tiff nuestro señor perfeccionista eres grande Riffmaster :”3 ♡

  3. Me encontré en la red tu publicación, y por primera vez me emociona leer algo tan bien fundamentado y con conocimiento de causa sobre Def Leppard, y específicamente sobre Steve Riffmaster Clark. Excelente tu publicación y tú punto de vista. Saludos desde México

    1. Estimado Ricardo, muchísimas gracias por tu comentario, es un placer saber y sentir que te ha emocionado el artículo, resulta gratificante que sigamos amando al genio de DL con tanto respeto y cariño a pesar de los años, fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *