Kiss Alive, truco o trato.

Kiss Alive, truco o trato. Que duda cabe que es histórico para Kiss, pero también lo fue y es para la historia de la música.

La gran portada

En 1975 el cuarteto atravesaba un catastrófico momento a nivel financiero. Sus tres primeros lanzamientos no habían convencido a crítica así como tampoco habían explotado en los charts. Sin embargo Kiss ya tenía un estatus de banda que hay que ver en directo.

Explosiones, humo, baterías que levitaban, un guitarrista incendiario, un señor con una estrella dibujada en su ojo y que además era el rey del escenario. Además había otro que iba disfrazado de demonio y no solo escupía sangre durante una canción, se pasaba toda la actuación señalando al público, enseñando su kilométrica lengua y moviéndose de un lado a otro como poseído. Para colmo, su batería sabía cantar!

Añadimos un vestuario icónico, un repertorio muy trabajado y una sobrada experiencia en las tablas. Resumiendo, tenemos a unos músicos sobradamente preparados para ofrecer un espectáculo inolvidable. Ya en televisión han hecho alguna que otra aparición dejando a América boquiabierta.

Pero sus discos no llegan al oro, los gastos de montaje son enormes y las deudas acechan. Costear tres discos sin beneficios, giras y producción, han llevado a Bill Acucoin a empeñar todo, hasta llegar al límite de su tarjeta de crédito y por consiguiente el futuro de su discográfica.

Are you ready to rock and roll?

Ya nos hemos situado, el momento es definitivo, todo o nada para el siguiente movimiento. Si sale bien podrían seguir editando discos y girando hasta el siguiente aviso de bancarrota. O por el contrario relanzarse y despejar las incógnitas a su alrededor.

Con un set list consolidado y la ayuda de Eddie Kramer, siempre fundamental en otras tantas bandas, van a grabar las próximas presentaciones en vivo.

En verano del 75 empieza a tomar forma el Ave Fénix. El resultado de las grabaciones de los shows no satisface a nadie en el seno de la banda. No refleja con exactitud la fiereza de Kiss ni consigue atrapar la magia del directo. Son canciones que contienes multitud de fallos, llegadas a micro a destiempo, solos mal ejecutados, fallos de tono, baterías aceleradas y coros inaudibles.

Si se lanza algo así se hundiría la reputación totalmente, ya que Kiss ha cosechado el honor de ser una de las mejores bandas en vivo. El sentimiento general es de desolación, hemos capturado cinco conciertos y no tenemos nada presentable. No podemos seguir así.

Años después las contradicciones siguen acompañando a Alive! Ace Frehley dice que se retocó todo. Paul Stanley y Gene Simmons que apenas una cosita por aquí y otra por allí. Peter, sin embargo, relata que sus partes de batería eran perfectas y son lo único auténtico en la grabación.

Revistas como Rolling Stone, que siempre fueron en contra de Kiss y todo lo que representaban, acusaron y tildaron de falso y engañoso el lanzamiento en su crítica (años después le dan cinco estrellas y la alaban). Decían que hasta el sonido del público es fake.

La fiereza en 1975

Gene Simmons confesó que retocó sus partes de bajo por que al estar todo el tiempo saltando y corriendo por el escenario solía fallar bastante. Paul acudía a veces tarde al micro y su voz iba y venía debido a sus constantes movimientos en el escenario. Ace estaba más que correcto aunque por su forma de tocar desafinaba la guitarra o estaba fuera de tono, mientras Peter siempre fue más acertado. Nuestro Starchild dijo, pretendíamos lanzar algo que reflejase todo lo que somos en directo, espectáculo, magia, espontaneidad, rabia, autenticidad, fiereza y valentía. Pero nos dimos cuenta que era mucho mejor y más honesto perder algo de esas cualidades y ganar en perfección. Por eso decidimos ajustar al máximo todo pero sin renunciar a la frescura.

El album realmente es capaz de transportarnos a esa década, mediados de los 70, con ese particular sonido agudo y con a veces un molesto eco. Nos permite escuchar y ser partícipes de lo que ahí acontece. Cerrando los ojos e imaginando que está haciendo cada uno, Kiss es muy visual y cuesta oírles sin pensar en imágenes al unísono. Se puede sentir el espacio entre los músicos y el público. Espacio sonoro necesario para recrear el directo.

Y aunque puede que esté más retocado que su sucesor Alive II, bien es cierto que sus tomas fueron sacadas de material en vivo y delante de público. No así en el segundo Alive donde muchos temas pertenecen a soundchecks. En Alive! el grueso pertenece a lo registrado en el Cobo Hall de Detroit. Mítico recinto que para Kiss representó a partir de aquí su re lanzamiento como estrellas definitivas. Lograron su primer disco de oro, llegaron al cuádruple platino y permanecieron durante dos años en las listas.

Analizando con el paso del tiempo y sabiendo todo lo que sabe, los overdubs y nuevas grabaciones están bastante claras. Con el el discurrir de los años hemos podido acceder a multitud de conciertos en vídeo y nos muestran lo que Paul decía. Unas actuaciones llenas de adjetivos pero sin perfección, con salidas de tono y fallos vocales. Rock Bottom es de las que más canta, las voces de Paul y los coros están a años luz de los que podemos ver en vídeo. Esto no quita que la escucha sea no solo agradable, son 75 minutos de energía sin apenas bajones. Quizá algún discurso de Mr. Stanley está de más, aunque están recortados realmente. El solo de batería de Peter responde a la moda pero es totalmente innecesario y a pesar de que debe estar, es la parte candidata a obviar.

C’mon and love me

Gene suena demasiado bien Cold Gin, por supuesto ese tema también está retocado. Pero no podemos juzgar estos detalles, apenas se pueden contar con los dedos los directos sin retoques. Incluso los más legendarios. Así es que disfrutemos de una obra capital en la industria musical de la época. Que permitió a Kiss se lo que es hoy en día, sin este disco no hubiese sucedido nada más, clarísimo.

A partir de aquí, Kiss son grandes, los más grandes, Rock and roll all night es un himno que habiendo pasado desapercibido en Dressed to kill, se convierte de repente en la letanía rockera de toda una generación. Destacamos una portada sencillamente impactante, un tributo a los fans en la contraportada. Una carpeta interior muy cuidada donde cada miembro dirige un mensaje a los fans, de su puño y letra. De la misma manera que sería justo felicitar a todos por igual, quizá Paul y Ace están un poco por encima. Mr. Frehley es indiscutiblemente el motor de esta grabación, su solos en Rock and roll all night y su apoteósico final en Let me go, rock and roll, están por encima de toda duda. Su característica forma de ejecutar las canciones atrae a miles de fieles que empiezan a querer ser guitarristas gracias a Space Ace.

Es un disco además que marca una generación. Abre la veda de los lanzamientos dobles en directo a cargo de cada banda que quería ser alguien en la industria. Por lo tanto su importancia es triple, para Kiss y Casablanca Records, para los jóvenes que formarían inolvidables grupos más adelante y para el devenir musical de los 70 y 80.

El himno

Podríamos citar una cantidad ingente de músicos y formaciones que le deben la vida a este lanzamiento. Alive! ha sido citado prácticamente por todas las hair bands que se formaron en los 80 y es una obra seminal junto al poker que conforman los tres anteriores vinilos de la banda.

Gracias a este vinilo, Kiss reverdece las ventas de su catálogo, recupera la maltrecha economía del sello Casablanca y la American Express de su manager vuelve a estar en positivo.

En resumen, estamos ante una obra llena de sudor y testosterona, que sube la líbido y te hace creer en eso de que a veces la magia es posible. Aquí todo es apabullante y vertiginoso, a la vez que urgente y sobre todo contagioso. Demuestra que el directo es el fuerte de los cuatro maquillados, dejando muy a las claras que debes comprar su disco y disfrutarlo en casa, pero lo mejor es que te pongas el traje de guerra y acudas a sudar y a gritar en la pista o el patio de butacas. Por que el rock and roll con Kiss hay que elevarlo a la máxima potencia. Si eres de los que piensa que en esta banda todo es artificio y que detrás de los disfraces y el maquillaje se esconde una estrategia de marketing, escucha este disco y cambiarás radicalmente de opinión.

2 pensamientos sobre “Kiss Alive, truco o trato.

    1. Muchísimas gracias Orlando, espero que disfrutes tu experiencia por primera vez y que sea el comienzo de muchas más, nos encantaría que contases las sensaciones aquí, saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *