Ghost, ya no son un hype, cual es su límite?

Ghost es la banda del momento, el hype para muchos, para otros que se han molestado en escucharles y sobre todo disfrutarles ha sido una seducción a fuego lento.
Ghost es la  banda del momento, el hype para muchos, para otros que se han molestado en escucharles y sobre todo disfrutarles ha sido una seducción a fuego lento.

Ghost es la banda del momento, el hype para muchos, para otros que se han molestado en escucharles y sobre todo disfrutarles ha sido una seducción a fuego lento.

Pero, que ingredientes tienen para que les ames o les odies? Trataremos de profundizar en ello.

Que tienen en común con bandas de renombre y leyenda como Kiss, Alice Cooper, King Diamond o incluso David Bowie como Ziggy Stardust o Spiders from Mars?

Pues podría sonar raro en algunos aspectos pero los nexos son obvios. Presentar un personaje que es líder de la banda en todos los aspectos, no solo a nivel vocal, compositivo o interpretativo. También como mentor, creador, ideólogo, asumiendo el control total y logrando un desarrollo continuo al igual que años atrás fueron haciendo los nombrados anteriormente.

Ghost no solo se parece en lo musical en algunos momentos, si no que en lo conceptual es un proyecto igual de aventurado y exitoso en comparativa. Se trata de tener una idea arriesgada, innovadora o al menos sorprendente en los tiempos que corrían, el estancamiento a nivel musical era alto y consecuente. Pero sobre todo a nivel visual nadie había irrumpido con esa fuerza, cierto es que los comienzos apenas sin medios nos dejaban a un personaje papal más bien extraño, a medias entre el cutre gore satánico y simplemente una figura de carnaval macabro con traje de todo a cien.

Evoluciones Papales

En cuanto al aspecto musicalmente puro. La carrera de Ghost nos dejaría un gran recopilatorio de sus dos primeros discos. Siendo a partir de Meliora donde podemos empezar a sacudir los ojos y disfrutar plenamente de un estilo que empieza a definirse. Variado, más asequible a todo oído y por momentos comercial, pero esa es sin duda la idea del Papa Tobías, que despues de haberse dejado la piel en la escena underground con bandas que apenas dejaron huella, decide arriesgarlo todo e ir desarrollando un proyecto que ahora mismo es más grande que todo lo que algún día soñó.

Tenemos suerte de hablar de una banda prolífica pero relativamente joven. Que además brilla mucho más en directo que en disco. Otro paralelismo con los comienzos de Kiss. Tobías Forge nació en el 81 y todavía tiene cuerda e inventiva para muchos años, siempre y cuando su cambiante voz le respete. Sabemos que ese problema es debido a una pelea de juventud. A causa de la cual su tabique nasal quedó desviado. La operación es un añadido a la incertidumbre sobre si cambiará su voz, la conservará, perderá ese timbre agudo nasal? Otro de esos misterios con los que vivir siendo fan de Ghost.

Tobias Forge, la mente maestra

La formación musical del señor Forge es una amalgama de todas sus influencias hasta las bandas en las que ha participado de una manera u otra. Bebiendo desde las fuentes del Black y Death Metal más chirriante o el Doom más oscuro hasta el pop pasando por el glam, hard rock, rock sinfónico, heavy metal, aor o indie.

En su haber quedan atrás bandas como Repugnant, Subvision, Crash Diet, proyecto en solitario o Magna Carta Cartel. De quienes hablaré en otra ocasión pues me parecen demasiado buenos como para obviarlos. Todas estas influencias fueron quedando plasmadas en temas de su discografía y mucho mejor reflejados en su obra capital Meliora y su aclamado y maravilloso Prequelle. En el cual coquetean con sonidos Survivor demostrando que en la chistera del mago Tobias todo tiene cabida y se ejecuta a la perfección.

Cardinal Copia

A lo largo de lo que han ido editando en poco tiempo, han sido capaces de acometer versiones de éxitos pop con ese toque Ghost tan personal que tanto encanto otorga al resultado. También han resucitado la obra de artistas apenas conocidos en solitario como el enorme Rory Erikson ( If you have Ghosts) que fundó a los imprescindibles 13th Floor Elevators.

En muchas de sus canciones demuestran que pueden sonar a Pink Floyd (Ghuleh) y acto seguido dar un giro de 360 grados y meterse en la piel de unos Cramps con Link Wray de guitarrista como si no fuese nada en ello (Zombie Queen), tomar el Its a sin de Pet Shop Boys y quedarse tan tranquilos, versionear a Abba a lo bestia sin olvidarse de sonar a Depeche Mode o The Cure.

Podriamos decir que Ghost son la banda del futuro tal y como se ha hablado en todos los medios especializados? Puede, pero de momento en el último lustro no tienen rival. Su creatividad y originalidad está fuera del alcance de la mayoría y ha quedado patente desde el lanzamiento de su Ep If you have ghosts, Meliora o Prequelle, donde hasta los más escépticos han caído rendidos.

Más aun quienes les han visto en directo en las últimas presentaciones. Donde inevitablemente hay detractores del personaje Cardenal Copia, siendo el que más ha costado de ajustar, pero analizando las letras de Prequelle es el hilo conductor perfecto. Una especie de sobrino de Papa nepotista tipo familia Borghese que coloca a su familia a disfrutar de las mieles del éxito y el poder y pagará las consecuencias con una vida de placer: Como consecuencia sufrirá un descenso a los infiernos desde el pináculo al pozo. Aunque también podría proclamarse nuevo Papa.

Espectacular directo

A medida que la discografía y el directo han ido generando ingresos se ha hecho notorio en las producciones de sus discos. Evolucionando desde un sonido casi amateur en Opus Eponymous ( aunque ya contenía Ritual que de por si vale un disco), con una producción muy poco nítida en Infestissuman, y ya puliendo la joya en If you have Ghosts, para casi crear ya marca en Meliora, mucho más rico en matices. Y llegando al culmen en Prequelle donde todo es casi perfecto, aunque quizá en directo donde mejor ofrecían esa potencia fue en la gira de Meliora, su disco Ceremony and Devotion es un ejemplo de como debería sonar un directo enlatado.

Que puedo decir de las letras, me encantan en su mayoría. Escribiendo sobre temas que rozan el satanismo de una forma inteligente. Sin herir sensibilidades y con un vocabulario rico y variado. Usando palabras ya olvidadas por la sociedad y recreando historias que versan sobre la llegada del demonio, la redención del mismo, la corrupción de la iglesia y su sistema, de vampirismo, de sangre y vísceras, pero también de amor, de melancolía, de almas torturadas y de brujas condenadas a arder en los infiernos.

Poe y Lovecraft estarían más que orgullosos de su fan número uno. La lírica de sus canciones va de la mano en una perfección armónica con unos músicos que no serán los mejores ni los más técnicos, pero son los perfectos para dar vida a esas letras, escuchando Cirice, Absolution, He is… uno se da cuenta de ello, enfatizan el bajo cuando hay que hacerlo, doblan las guitarras sin ser cargantes, combinan solos y melodías sin dejar huecos y aprovechan la perfecta maquinaria que hay detrás con una más que competente percusión y efectos de coros y teclados que no llegan a ser en ningún momento pesados. Son capaces de crear himnos que abren sus directos (Square Hammer) como una declaración de principios y al que no le guste ya sabe donde está la puerta.

Meliora es su trabajo más maduro

Se mueven perfectamente en el acústico y los diálogos e interacciones de Tobias destacan sobremanera. Metido en su personaje logran comunión con el público de una forma divertida y muy irónica. Son cercanos, sin ego o atisbos de divismo y saben que están ahí por los fans y a ellos se deben. En estos momentos sin lugar a dudas son la banda de rock más atractiva y más original en mucho tiempo. Ese mérito se lo debemos a quienes mencioné al principio del artículo. Por que sin ellos hoy no tendríamos a Ghost.

Para los fans lo mejor es que se prodigan mucho en hacer sesiones en vídeo para dar otro aire a sus “viejos” temas. Lavando la cara de forma increíble a Ritual con ese precioso solo final. Cirice en sesiones para aplicaciones de música como Deezer logrando aclamación unánime por el público. Incluso han llegado a dejar atónitos a los asistentes a la entrega de aquellos Grammy. Donde fueron la mejor banda de rock y el 99 por cien del público no sabían quienes eran Ghost. Regalándoles un He is en directo que quita el sentido.

El mejor disco de 2018

De repente en 2018 nos llega Prequelle. Nuevo personaje ya mencionado, una producción de quilates. Sonando a todo lo que han mamado durante años. Sublimando sus anteriores composiciones, creciendo exponencialmente como músicos y letristas. Con arreglos que bandas que llevan 40 años en esto no serían capaces ni es sus mejores sueños. Densidad en las canciones y también pese al notorio cambio no pierden su anclaje con su pasado (Faith)

Pero uno escucha See the light, Pro memoria, Life eternal y se da cuenta de la culminación máxima de la visión de Tobias hace diez años.

Quizá la mejor descripción que puedo hacer de ellos es que la voz de su alma mater suena como si un ángel cantase en un coro demoníaco, acompañado de sus fieles Nameless Ghouls y sus Ghoulettes.

No se lo que va a deparar el futuro con ellos. Pero desde luego con Prequelle han puesto el listón muy alto. Aquí no se trata de cuando Pink Floyd grabaron The dark side of the moon y después Wish you were here, porque eso es inalcanzable. Estamos ante el punto culminante de una banda que ha demostrado en muy poco tiempo un cénit. Hecho que solo le ha pasado a muy pocos en lo que llevamos de siglo, así es que la expectación es máxima.

Habrá que esperar a final de gira y probablemente en 2020 tengamos noticias. Mientras podremos cantar Dance Macabre como si no hubiese un mañana. Vibrar con esos coros celestiales en Pro Memoria o revivir la mejor época 80’s con la oscuridad de Witch Image. Canción por la que The Sisters of Mercy hubiesen matado por tener en su repertorio.

Como decía Billy Connolly en Still Crazy, esperamos con el alma en vilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *